martes, 28 de septiembre de 2010

Realidad aumentada, el futuro de la literatura infantil

Realidad aumentada, el futuro de la literatura infantil: "

wondla 317x420 Realidad aumentada, el futuro de la literatura infantil

Cada vez que tengo la posibilidad menciono a Neal Stephenson. No sólo es uno de mis escritores de ciencia ficción favoritos (de los más importantes en la actualidad, junto a Vernor Vinge), sino que es un verdadero experto en tecnología. Una novela suya (sobre criptografía) incluye un completo script en Perl y llegó a escribir un libro completo sobre la interacción del hombre con el ordenador, los distintos sistemas operativos y las modalidades de negocio que existen en el mundo tecnológico. Es que el hombre, en su tiempo libre (cuando no está escribiendo novelas de más de mil páginas) escribe artículos para Wired y en un tiempo colaboró en el desarrollo de un sistema para la puesta en órbita de satélites.

Esta última semana he estado leyendo, en mis ratos libres, una de sus novelas más famosas, La era del diamante. Sin entrar en spoilers (vamos, que tampoco terminé de leerla), cuenta la historia de un artifex, un hacker del futuro a quien se le encomienda la creación de un manual interactivo destinado a la educación de la nieta de una especie de señor feudal 2.0. El manual, construido en base a nanotecnología, toma información del ambiente y de la mente de la niña en cuestión para desarrollar una educación hiper personalizada, basada principalmente en las historias de los hermanos Grimm. Muy simpático, pero nada más que ciencia ficción.

Ahora bien, seguramente conozcan Las crónicas de Spiderwick. La peli me pareciò aburridisísima, pero dicen que los libros son más interesantes, sobre todo para chicos (¡claro!). El asunto es que el último libro del autor de Las Crónicas (llamado La búsqueda de WondLa), Tony DiTerlizzi, incluye actividades interactivas gracias a las cuales los lectores podrán conocer el mundo en el que transcurre la historia.

El objetivo se logra al sujetar tres emblemas distintos, que aparecen en tres páginas del libro, frente a una webcam. Gracias a un plugin que se añade al navegador web, los lectores podrán disfrutar de una experiencia de realidad aumentada que les permitirá ver un mapa interactivo del mundo que incluye tanto animaciones como sonidos.

Quienes disfrutaron de la experiencia aseguran que es muy limitada y decepcionante (aquí entran en juego las expectativas), pero el campo de la realidad aumentada recién ahora está animándose a surgir. Claro, puede faltar mucho todavía para una experiencia literaria/educativa completamente personalizada mediante la realidad aumentada, pero no creo que falte tanto como para que pueda cambiar drásticamente la manera en que contamos historias a los niños antes de que vayan a la cama. Imaginen las posibilidades, para los autores de historias fantásticas y para los pedagogos. Imaginen un aula con niños de menos de 10 años aprendiendo con entornos de realidad aumentada. Y no falta mucho.

Vía: ReadWriteWeb

Realidad aumentada, el futuro de la literatura infantil escrita en ALT1040 el 28 September, 2010 por federico-erostarbe
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook

"